Por fin, el gran viaje.

La pregunta que más me han hecho últimamente es por qué dejar el trabajo y dedicarme a viajar por algún tiempo.

Tiene un poco de todo, algo de cansancio de lo cotidiano, algo de búsqueda interior y también es una prueba personal. Pero principalmente lo veo casi como una necesidad.

El origen de todo esto tiene bastante tiempo, en el que con una gran amiga siempre quisimos vivir al menos una temporada fuera de Chile. Ella ya lo hizo hace rato, pero yo estaba al debe y de a poco se veía que esto no iba a pasar.

Después de varios intentos frustrados en los últimos años (indecisión, miedo, desorganización y promesas de mejoras que nunca llegaron), el año pasado en un impulso compré el pasaje y me amarré para que no se me volviera a pasar la oportunidad.

Y ahora en eso estoy, escribiendo en el avión rumbo a México y con la esperanza de que algo bueno va a salir de todo esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s