Llegando a Tokio, desde Narita a Taitô

Debo confesar que no tenía idea con que me iba a encontrar una vez llegando a Tokio, mi inglés es bastante básico (pero me ha sido más que suficiente para comunicarme) y aparte de algunas cosas básicas de la cultura, mi principal acercamiento era por el cine.

Llegando al aeropuerto de Narita se nota de inmediato el orden japonés, los oficiales de inmigración fueron bastantes amables y después de una rápida inspección al equipaje ya estaba listo para comenzar mi camino. La conectividad del aeropuerto es muy buena y uno puede dejarlo en bus, metro o taxi.

Mis primeros días los pasé en el distrito de Yanaka, un sector muy tranquilo y que está muy lejos de la idea de gran metrópolis que uno se puede hacer de Tokio. Al dejar la estación del metro me encuentro frente a frente con el que sería el habitante más característico de la zona, el cuervo. Nunca había tenido la suerte de ver uno y acá abundan y desde primera hora del día sus graznidos se hacen escuchar.

Dentro de los atractivos que se encuentran en esta zona destaca el Cementerio de Yanaka (Yanaka Reien), donde se encuentra la tumba del último shogun, Tokugawa Yoshinobu. La calle principal del cementerio conecta directamente con una de las salidas de la estación de metro Nippori, así que hay mucho movimiento a través de el. Este cementerio recibe muchas visitas en periodo de los cerezos en flor, ya que se encuentra lleno de ellos.

Un poco más al sur se encuentra el Parque Ueno, lugar que recibe muchas visitas y donde se encuentran numerosos museos (el Museo Nacional de Tokio, el Museo Nacional de Ciencia, el Museo de Arte Metropolitano, entre otros) y el Zoológico de Ueno, donde sus principales habitantes son una pareja de pandas gigantes (no entré aunque la entrada no es cara, no soy muy amigo de los zoológicos pero por lo que tengo entendido este si goza de altos estándares para la conservación y cuidado de los animales).

Saliendo del parque y cruzando la estación Ueno, se encuentra el Mercado de Ameyoko (Ameya Yokocho). Un mercado callejero donde se pueden encontrar ropa, cosméticos, pescado, frutas y especias, además que entre sus callejones hay múltiples restoranes y puestos de comida.

Por lo que he visto con el pasar de los días, me faltaron muchos lados que visitar en este sector de la ciudad, pero quien sabe si vuelvo a andar por ahí al fin de cuentas tengo que regresar a Tokio en una semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s